¿Chupete de Silicona o látex?

Muy pronto, mi bebé iba nacerá y yo estoy intentando elegir el mejor chupete para él.

En el mercado se pueden encontrar una gran variedad de modelos en dos materiales muy populares: la silicona y el látex.

¿Cuál es el  mejor para mi bebé?

Le voy a exponer las principales características de ambos materiales:La silicona es un polímero sintético,  flexible,  incoloro e inodoro.



El látex es  un material natural, creado sobre la base del jugo de un árbol tropical, la Hevea.

El caucho tiene muchos defectos,  causando a menudo la diátesis del bebé,  en las mejillas y en los labios. Se desgasta rápidamente y se ensucia con facilidad. Esa es la razón por la que la mayor parte de los padres optan por usar la silicona o bien el látex.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de cada uno de estos materiales?

Los chupetes de silicona son más tensos, menos susceptibles a la deformación.La silicona es más duradera que el látex.

El látex es más suave que la silicona,   por lo que las tetinas  de silicona se recomiendan para uso exclusivo antes de que aparezcan los primeros dientes del niño. A continuación, se recomienda cambiar a una tetina de látex blanda, que está menos influenciada por el crecimiento de los dientes. Si el bebé es alimentado con biberón únicamente y no recibe leche materna habitualmente, las tetinas  de látex se pueden utilizar desde el primer día de vida. La nutrición artificial es más difícil de deglutir por parte del niño, por tanto se desaconseja utilizar una tetina de silicona al principio.

Cuando los chupetes de látex se sobrecalientan o se sobre enfrían no es conveniente volver a utilizarlas, ya que se deforman. También se han dado  reacciones alérgicas, con este tipo de material.

Los chupetes de látex deben cambiarse cada 2 – 3 semanas y las  de silicona cada 4 – 5 semanas, incluso si no se observa ningún desperfecto en ellas. Por cierto, en caso de desperfectos en las tetinas,  hechas de cualquier material, estas deben de ser reemplazadas inmediatamente, ya que cualquier pedazo podría entrar en las vías respiratorias del niño.Analizados los pros y los contras de cada material, usted ya cuenta con suficiente información para haberse formado una opinión.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies